«

»

Mar 12

Suicidio y manipulación

 

Barcelona-4 Milan-0

Que el Barcelona fuera a pasar esta eliminatoria no estaba del todo claro después del 2-0 que el Milán se trajo de Italia. En un partido memorable, el equipo italiano no dio ninguna opción a los catalanes y, simplemente con una buena organización defensiva y siempre en busca del contragolpe, los de Allegri finiquitaron el partido de ida con un resultado que, en condiciones normales, se antojaba definitivo para la eliminatoria.

A pesar de todo, el Barcelona es el Barcelona y, antes del partido de vuelta disputado hoy en el Camp Nou, muchos pensábamos que los blaugrana iban a pasar a cuartos con más o menos dificultades. Con lo que no contábamos, al menos yo, es que Allegri, el técnico del Milan, iba a salir tan acomplejado por todo lo que comentan los enemigos del fútbol. Esta gente nos ha hecho repudiar la táctica del “autobús”, “cerrojo” o como quieran llamarle y nos han metido en la cabeza que sólo existe una forma válida de jugar al fútbol. Y, poco a poco, esa verdad oficial parece que ha terminado por asentarse hasta en Italia. Eso es lo que diferencia a los técnicos con personalidad (Mourinho con 10 en el Camp Nou, con Eto’o de lateral derecho) y a los técnicos cobardes y sin identidad.

Allegri, por lo tanto, después de haberlo bordado en el partido de ida, saltó al césped del Camp Nou con un 4-3-3. ¡Toma ya! Y encima con un 2-0 a favor. Y, por si fuera poco, cada vez que el Milan  quiso llegar a la línea más adelantada lo intentó jugando por abajo, como si Zapata o Flamini fueran la reencarnación de Xavi o Iniesta y como si El Shaarawy fuera a dejar sentados a dos de la misma forma que Messi. Con este panorama, no era muy difícil preveer lo que iba a suceder. Y cuando se quisieron dar cuenta, Messi y Villa ya les habían colado 3. El Barcelona no desaprovechó el regalo y se pasó el partido robando el balón en propio campo italiano porque Montolivo o un tal Nian creyeron durante 90 minutos ser mejores que Maradona.

No se engañen, el tiqui-taca es un tongo. El Barcelona jugó ayer mucho menos en horizontal y su triunfo se debió únicamente a la verticalidad que el Milan le dejó en bandeja. Y eso con Messi, Iniesta y compañía acaba pasando factura. Es inevitable. Cuando al Barcelona le permites que juegue con velocidad te mata. Porque su principal virtud es la presión y la recuperación. Y si no pones el “autobús” cuando menos tienes que arriesgar, acabas con un resultado de escándalo. ¡Bravo, Allegri! ¡Bravo los valientes!

FuerajuegoMessi,PenaltiPique

Mano de Piqué dentro del área (con 1-0) y fuera de juego de Messi en el segundo gol del Barcelona. TVE no mostró nada de esto. Hemos tenido que esperar hasta la 1 de la madrugada para conocer la verdad.

Por lo tanto, mis felicitaciones a los culés. Pasó el mejor equipo. El Milan y su entrenador no merecen estar entre los grandes. Mis felicitaciones también a los 94.000 aficionados del Camp Nou. Nadie sabe la envidia que me produce ver a un público entregado de esa forma desde el primer minuto, protestando cada piscinazo de sus Pedritos y Messis y agobiando al rival y al árbitro tan extraordinariamente bien. Ojalá el teatro Bernabéu se comportase de la misma manera.

Y mis felicitaciones también a todos los que han hecho posible que la manipulación de la televisión pública española llegue hasta el extremo de ocultar la repetición de un penalti por mano de Piqué cuando cada piscinazo blaugrana era repetido hasta el desgaste total de la imagen. ¿Y del fuera de juego de Messi en el segundo gol? Si por TVE fuera, la verdad nunca se sabría. Bochornoso. Y termino: ¿se habrán llevado las manos a la cabeza los de la Gazzeta dello Sport por estas dos jugadas como con la expulsión de Nani? La respuesta es un “NO” rotundo. Vean su portada mañana. Ya les aseguro que el protagonista no será el árbitro. Ya en su portada digital de esta noche se lee: “Messi es de otro planeta” Jaja.

1 comentario

  1. Ramón del Clos

    No tienes ni puta idea. Se te ve el plumero, mierda de objetividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.